activismo, bolivia, derechoshumanos, feminismo, opinion, Uncategorized

No soy puta, es sólo que me dibujaron así

articulo gaby                   

No soy puta, es sólo que me dibujaron así

Por Gaya Garvizu [1]

Malena Pichot en un show de comedia dice que el machismo se resume en la palabra “puta”. A un hombre que tiene relaciones sexuales con muchas mujeres se le llama campeón, pero para una mujer que hace lo mismo hay un insulto: “puta”.

Hemos crecido, como mujeres, temiendo ser llamadas putas, porque a la puta no se la respeta, no vale la pena, las putas no se casan, las putas no tienen final feliz.

Todos esos miedos nos reprimen y repetimos ideas arcaicas como: “La mujer no puede tener sexo casual porque ella quiere amor”, “El sexo es mejor si estás enamorada” o “A los hombres les encanta tener sexo con cualquiera, pero para casarse, jamás se casan con las fáciles”.

Y vivimos siempre dando vueltas entre no ser fáciles pero tampoco ser una “calienta huevos”. Porque es re malo ser muy fácil, pero es también lo es cuando no sabes darle a un hombre lo que quiere.

Y así hasta que ¡Bum!, llega el feminismo a tu vida y despiertas de ese coma inducido por novelas mexicanas y comedias románticas. Estoy convencida de que una parte de la lucha feminista viene también desde nuestra liberación sexual.

La idea de la “Puta” ha hecho que todas nos reprimamos y no podamos vivir nuestra sexualidad con libertad. Pero cuando ya no te importa, cuando entiendes que es sólo una construcción social y no es real, eres libre, al fin libre. Entiendes que el sexo es una parte de ser humana, entiendes que el deseo sexual y su satisfacción no es de malas mujeres,  sino que es parte intrínseca de tu humanidad. Entiendes que como mujer tienes deseos y que satisfacerlos, no sólo no está mal, sino que es necesario.

Es necesario como mujeres, que dejemos de creer esos discursos patriarcales que nos dibujan a las mujeres con una sexualidad libre como malas e indeseables. Dejemos de querer complacer al patriarcado encajando en esa figura de la santa versus la puta.

Existe una presión constante de complacer al otro y no a ti misma. Las mujeres siempre estamos atrapadas en el constante dilema de “hacernos respetar” y “la prueba del amor”.

Todas hemos escuchado cosas como: “Si me amas, me darás lo que más deseo”, “Si no me das lo que necesito tendré que buscarlo en otra parte”, “Tienes que ser una puta en la cama pero una dama en la vida” y podría seguir así por siempre. Y si no te dicen puta te dicen “calienta huevos” que es igual de malo.

Entonces ¿Qué nos queda?. Nada más que: dejar de querer encajar en estos enfermos moldes fabricados por un sistema que sólo piensa en complacer los deseos de un lado de la población y quiere diseñar(nos) para ser el objeto que los complazca.

Otro testimonio del miedo de la sociedad a nuestro placer sexual es la penalización del aborto. Uno de los discursos más comunes es “Por violación está bien, pero si fue porque abrieron las piernas que se jodan”. Es decir que si la concepción fue por placer entonces “te jodes”. En esas declaraciones está muy claro que lo que de quiere castigar es el placer de una mujer. Una mujer que ha sentido placer cuando tuvo sexo debe de enfrentar “consecuencias”, ya sea tener que seguir con un embarazo no deseado, criar y hacerse cargo de una criatura por al menos 23 años de su vida y que encima le digan “mamá luchona” como burla; o, la otra opción es morirse tratando de abortar. La idea de que como mujeres ya no tengamos miedo del embarazo y podamos tener sexo como ellos, los aterra, les aterra la idea de mujeres gozando, mujeres teniendo sexo casual, mujeres que ya no quieren conseguir primero el anillo (o grillete, como quieran llamarlo) y luego “entregarse”.

Eso de la entrega siempre me sonó horrible, también lo de “desflorar”, “perder la virginidad”, “quitar la virginidad”, “desvirginar” ¿Se dan cuenta de que todo eso implica que nuestra primera relación sexual depende de factores externos y no nuestros?   Y hay tanta presión sobre nosotras para mantenernos vírgenes y también darle nuestra “flor” al indicado, no muy tarde para que no se aburra y no muy pronto para que tampoco se aburra. Y es por todas estas estupideces que me pregunto ¿Cómo no nos estalla la cabeza?

Para liberarnos de todas esas cadenas debemos de dejar de escuchar los comentarios exteriores y escuchar nuestros deseos. Entender que es nuestro cuerpo, es nuestra vida y es nuestra decisión cuándo, dónde, por qué y con quién. Gozar de una sexualidad libre es parte de la revolución feminista, es una forma de desafiar al sistema. Que no te moleste cuando te dicen “puta” es otra forma de decirles que ya no tienen control sobre tu vida y sobre tu placer. Que el aborto sea legal es una forma de que sepan que ya no pueden controlarnos con el miedo al embarazo no deseado y a la muerte por aborto clandestino.

Ser “orgullosamente puta” es una bofetada en la cara de los machos, es poner en evidencia que su peor miedo es una mujer que se sienta libre de tener sexo cuando desee y con quién desee. Con nosotras libres ¿Dónde queda su poder? ¿Dónde quedan sus excusas? ¿Dónde queda su machismo?

Así que para mí uno de los caminos a la liberación de nuestros cuerpos es el placer sexual, sin etiquetas, sin miedos, sin tapujos. Nuestra sexualidad es nuestra y de nadie más, ya va siendo hora de (re)significar la palabra “puta”, apropiarnos de ella y ser de una vez por todas “orgullosamente putas” porque cuando te dicen puta, lo único que muestran es su miedo y lo poco machos que se sienten a tu lado.


[1] Gaya Garvizu es psicóloga feminista, activista en la campaña del 28S – por la despenalización del aborto en América Latina y el Caribe- y locutora en Sucre, Bolivia.
[2] Fanpage: https://www.facebook.com/psicologeandomucho/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s