aborto, activismo, bolivia, derechoshumanos, realidades, transformadoras, Uncategorized

Los mitos acerca del aborto en Bolivia. Entrevista con Gaya, vocera de la campaña del 28S

Indignación, impotencia.
La cámara alta del Senado Argentino, con 38 votos en contra, 31 a favor y 2 abstenciones, muestra una vez más su visión patriarcal, su falta de conciencia por una la lucha de salud pública y de justicia social. Una vez más, el Estado quiere decidir sobre nuestros cuerpos, sobre nuestros derechos y libertades, al no despenalizar el aborto.
La marea verde, la lucha feminista, no acaba aquí. Niñas, adolescentes y mujeres han tomado una fuerza y contagio de conciencia y de libertad abrumadora. Un contagio a nivel nacional, regional e internacional, que seguirá hasta que la cámara alta del Senado Argentino despenalice el aborto, hasta que exista un aborto legal, seguro y gratuito para todas las mujeres.
Entre tanto enojo, Gabriela Yáñez, psicóloga clínica feminista de Sucre, nos contesta a nuestro mensaje y logramos establecer una fecha para conocerla y entrevistarla. Qué emoción!
Y qué mejor, que vernos el Día de la Persona Ciclista y Peatona. Tras ciclear por la ciudad, participar en diferentes actividades y disfrutar de una ciudad libres de carros por un día, nos reunimos con Gabriela en el casco histórico de Sucre.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Marina: Gabriela, cuéntanos un poco sobre tí.
Gabriela: Soy psicóloga clínica y activista  desde hace 4 años en la campaña del 28S  por la despenalización del aborto en América  Latina y el Caribe. La campaña lleva más de 30 años en la  región y 20 en Bolivia.
Uno de los avances principales en el país ha  sido la sentencia 206/14 que establece que  las mujeres  supervivientes de agresiones sexuales no necesitan orden judicial para abortar; con una copia de la denuncia se dirigen al hospital y abortan en un plazo de 48 horas. Igualmente, la sentencia y reforma del Código Penal establecen la legalización del aborto en caso de que tu vida corra peligro y/o si tu salud está en riesgo; sin embargo, en la realidad, no se está respetando, al considerarse únicamente la practica del aborto cuando existe un riesgo de vida y no de salud.
La campaña igualmente ha logrado abrir el debate; existe una mayor recolección y difusión de datos.
Con respecto a los obstáculos, la Iglesia sigue estando muy presente y lanza numerosas campañas junto a la gente “pro-vida” en contra de la despenalización del aborto; hay numerosos mitos y mentiras flotando, una fuerte manipulación de información y una falta de conocimiento y de investigación.
Marina: Retomando lo que has dicho, uno de  los principales obstáculos para la toma de conciencia de que la despenalización del aborto es una lucha de salud pública y  de justicia social es la cantidad  de mitos existentes al respecto. Cuáles son los mitos principales en Bolivia?
Gabriela: Los principales son (entre una lista interminable):
  • Las mujeres no abortan en Bolivia.
  • Las consecuencias psicológicas tras un  aborto son muy graves, independientemente de si se realiza en  un lugar seguro o no.
  • Si se despenaliza, las cifras aumentarán ya que todas las mujeres van a abortar.
  • Si se despenaliza, las mujeres usarán como método anticonceptivo el aborto y no se cuidarán.
Marina: Puedes Gaby desmitificar cada uno de ellos?
Gabriela:
  • En relación al primer mito “Las mujeres no abortan en Bolivia“, como te imaginarás es falso. Según las cifras oficiales del INE y del Ministerio de Salud Pública, se dan entre 115 y 200 abortos al día, es decir, alrededor de 40 000 abortos  al año. Estas estadísticas reflejan los abortos mal realizados que llegan al hospital tras complicaciones. Por lo tanto, invisibiliza el resto de abortos que no llegan a los centros médicos por complicaciones. Además, se sabe que entre 500 y 600 mujeres mueren al año en Bolivia tras abortos en condiciones clandestinas. Es decir, 2 mujeres cada día. Estas cifras hablan por si solas y dan claridad de la magnitud de los abortos realizados en Bolivia bajo condiciones clandestinas y del riesgo real que corren las mujeres.
  • Centrémonos en el segundo mito:”las consecuencias psicológicas son muy graves y peligrosas después de abortar“. Abortar en condiciones seguras previene la muerte de cada mujer. Previene consecuencias de salud y psicológicas. Si estás en un ambiente en que tu vida corre peligro y sabes que va a ser tu último día en esta tierra, obviamente hay secuelas y consecuencias notorias. Pero si estás en un espacio seguro con personal especializado que no te va a humillar ni juzgar, las consecuencias psicológicas serán totalmente diferentes. La despenalización del aborto es entonces un modo de protección.
  • En relación al tercer mito, como te dijé antes, muchas personas piensan -de manera desinformada-, que si se legaliza el aborto, las cifras aumentarán y que todas las mujeres querrán abortar. Bien, antes de todo comentarte que el aborto siempre se ha realizado en América Latina de diferentes métodos; el uso de hierbas, de medicina ancestral, de introducción de alfileres, etc. que ha conllevado a muchos abortos incompletos que han acabado en los hospitales. Se han realizado malas prácticas sin base científica. Evidentemente, tras la      despenalización, las cifras aumentarán los primeros        meses hasta llegar a un pico (ya que los abortos ya no serán clandestinos y las cifras ya no estarán minoradas), luego                disminuirán; porque cuando se habla de aborto,                    también se habla de educación sexual, de métodos                  anticonceptivos, para prevenir. Para mí, el aborto es   como la tapa de una  olla caliente que es la sexualidad. Hablar del aborto es destapar la olla. Dentro, encontramos métodos anticonceptivos, educación,          etc. Tenemos que dejar de ver la  sexualidad como un tema tabú.    Aprender de ella, de los métodos  anticonceptivos. Hablar con jóvenes para que sean libres de decidir, para prevenir abortos y legalizarlo, para prevenir muertes de niñas, adolescentes y mujeres.
  • Finalmente, uno de los mitos más escuchados es que la despenalización del aborto conllevaría a que las mujeres lo usen como un método anticonceptivo. Lo que pasa es que la gente tiene miedo a la libertad de las mujeres, a la libertad de decisión. Nuestro lema es “educación para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto seguro para no morir”. No queremos que las mujeres aborten, pero si se llega a una situación de tener que hacerlo, que se haga de manera segura para que su vida no corra peligro. Además, la despenalización del aborto va de la mano con la educación sexual.
Marina: Mil gracias Gaby por darnos a conocer más de cerca la realidad en Bolivia, los mitos existentes y la lucha efervescente desde la campaña del 28S, a nivel nacional y regional. Antes de cerrar, qué mensaje mandarías a todas aquellas personas que están en contra de la despenalización?
Gabriela: En mi opinión, lo más importante es vivir fuera de mis límites, de lo que he vivido, ir más allá de mi realidad. No todas las personas tienen la posibilidad de pagar una persona profesional. No todas las mujeres quieren tener hijas e hijos. No todas tienen los medios para ello. Necesitamos salir de nuestra zona de confort. Se trata de un problema de salud pública, de justicia social. Las mujeres más empobrecidas son las que mueren por abortos mal realizados porque su única opción es acudir a carniceros. Empatía, necesitamos más empatía. Ver más allá de nuestra realidad, de nuestro ombligo. Informarse bien, no quedarse con lo que nos dicen. Buscar fuentes, leer informes.
No tengas miedo a la libertad de la mujeres. “
IMG_20180614_100707_186

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s