academia, activismo, perú, realidades, transformadoras, Uncategorized

Cajamarca: incidiendo desde la academia

IMG_20180508_181357202

Antes de adentrarnos en el contexto del cicloactivismo en Cajamarca, empecemos con una pizca de historia acerca de la ciudad. Cajamarca fue invadida en un primer lugar por el Imperio Inca y posteriormente, arrasada por la colonia española. Una de las tropas lideradas por Francisco Pizarro capturó a Atahualpa en el año 1532, considerado el último gobernante del Imperio Inca. Este último ofreció pagar un rescate por su libertad y Pizarro aceptó, sin embargo, bajo el temor de las represalias, lo sometieron a juicio y lo asesinaron.

Actualmente, la ciudad es conocida por sus fiestas de carnaval y por sus ricos productos lácteos. Asimismo, es una de las provincias con mayor extracción minera en el país, y de las más pobres: una vez más, los datos hablan por sí solos.

Igualmente, es una ciudad que brilla por su caos, por su tráfico. Una ciudad más construída y concebida para los carros y mototaxis (lo que no significa que no pueda cambiarse). Una ciudad en la que las personas peatonas y ciclistas somos invisibles. Durante las dos semanas que nos quedamos, no vimos más de tres bicicletas circulando.

Nada es casualidad, todo se da por algo. De esta manera Herbert se cruzó en nuestro camino, o nosotras en el suyo. Nos acogió a través de la plataforma de coachsurfing, mientras, él trabajaba en su tesis de arquitectura enfocada en la movilidad activa (movilidad en dónde no se necesita ningún vehículo motorizado sino únicamente tu propio cuerpo lo que tienes amplios beneficios en términos sociales y ambientales) desde una perspectiva urbanística. Y justo, uno de nuestros objetivos con serendipiasobreruedas, es conocer y compartir las buenas prácticas de los colectivos ciclistas que promueven la bicicleta como medio de transporte y herramienta de cambio social.

Herbert estaba constantemente investigando los procesos de inclusión de la bicicleta en otros contextos regionales e internacionales. A veces, se desmotivaba por la falta de iniciativas y de interés en Cajamarca por lo que no veía posible la inclusión de la bicicleta en la ciudad de aquí a décadas.

Además de darle ejemplos de otras ciudades a nivel latinoamericano con contextos similares y dónde la inclusión de la bicicleta ha sido posible después de años de incidencia desde los colectivos ciclistas, vimos la posibilidad de generar interés en otras personas desde la academia(Facultad de Arquitectura) para conformar un colectivo ciclista. Por lo que Herbert nos invitó a una de sus clases en dónde tuvimos la oportunidad de conocer más de cerca las opiniones de futurxs urbanistas en relación a la inclusión de la bicicleta.

Cuando preguntamos quién se desplazaba en bicicleta, sólo dos personas de veintisiete levantaron la mano. El resto veían a la bicicleta como un mero deporte y excluían la posibilidad de incluirla en Cajamarca, salvo una minoría. Argumentaron la inseguridad, la ausencia de respeto a las personas ciclistas y la dictadura de las mototaxis. No veían el cómo generar un cambio. Aprovechamos ese espacio para compartir los procesos de otras ciudades latinas y europeas, entre otras, Bogotá, Loja, Buenos Aires, México DF, Quito (—), quiénes con la conformación de colectivos ciclistas y con la incidencia, han logrado incluir a la bicicleta dentro de sus ciudades, adaptar las infrastructuras -apertura carriles para bicicletas-, realizar programas y actividades que incentiven su uso -ciclopaseos por ejemplo- y promover su aceptación en el seno de las personas conductoras.

El descubrimiento de realidades similares generadoras de un cambio -que antes no se creía posible -, siempre alienta. Al final de la hora, si bien eran una minoría, pero estaban convencida/os de poder promover un cambio uniéndose en tanto que colectivo.

A las pocas semanas, se nos llenó el corazón al ver en Facebook que “Bicibles Caxas” (nuevo colectivo ciclista en Cajamarca) había lanzado una primera convocatoria para un ciclopaseo en Cajamarca el 3 de junio de 2018, por el Día Mundial de la Bicicleta. Este había sido apoyado igualmente por Anthony y Carlos, ciclistas pioneros y activistas de la movilidad activa.

Las “minorías” siempre somos las promotoras de los cambios, no esperemos a sensibilizar a todo el mundo, empecemos por quiénes creemos firmemente en ello.

img_20180511_002417_1561560530513.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s